El ausentismo es un problema que requiere ser analizado en profundidad para poder abordarlo correctamente. No es lo mismo resolver las ausencias provocadas por accidentes de trabajo, que las inasistencias injustificadas. Con lo cual el primer paso es definir con precisión qué tipo de ausencias necesitamos analizar.

Algo interesante que ocurre con el ausentismo es que hay muchas presunciones que no siempre tienen un correlato con la realidad. Por ejemplo, el GRAN prejuicio por definición es el de las ausencias de las mujeres. Aún hoy en 2017 se sigue escuchando la frase tristemente célebre “No hay que contratar mujeres porque faltan mucho”.

Pero, según un informe del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, las mujeres se ausentan por año 1 día más que los hombres, aun incluyendo las licencias por maternidad. También incide en la ausencia de las mujeres las faltas originadas por el cuidado de enfermedades de los hijos y familiares. Los hombres en cambio, presentan mayor cantidad de ausencias injustificadas y por accidentes de trabajo.

 

Es decir que las ausencias de los varones generan más pérdidas por improductividad, mayores costos de ART, y más imprevisibilidad que las ausencias de las mujeres.

Necesitamos datos, no emociones

Ok, la frase es polémica, pero en algunos casos es más “humano” analizar los datos que dejarnos llevar por las emociones. Recuerdo que un Jefe de Producción siempre decía “Tenemos que hacer algo con fulano, siempre falta los sábados cuando le toca a la mañana” (¿les suena?). Y cuando vas a los datos, era la segunda vez que “fulano” se ausentaba un sábado a la mañana en un año. Esa es una clara señal de que está pasando otra cosa entre los dos.

Otro clásico es la “ausencia de los lunes”, para caracterizar las ausencias que ocurren los  lunes en donde la gente “se rompió jugando al fútbol“, “se fue de joda todo el fin de semana“, etc., etc., etc., y el lunes llama para denunciar un supuesto accidente in itinere o para dar parte de enfermo.

Demos un vistazo al siguiente análisis. En el gráfico a continuación, vemos en qué turno estaba la persona el día anterior a la ausencia. Es decir que, si una persona faltó por ejemplo un miércoles, en el gráfico vemos en qué turno estaba el martes. El tamaño de cada rectángulo indica la cantidad de veces que faltó esa persona en ese turno (los apellidos son inventados, cualquier similitud con la realidad es pura coincidencia).

Ausentismo Newsletter

Este gráfico nos muestra que las ausencias luego de un franco (naranja) representan el 20% de los casos, mientras que las ausencias al trabajar en el turno mañana (rojo) y en el turno noche (verde), explican prácticamente 2 tercios de las ausencias. Con lo cual, al menos en este caso, 4 de cada 5 ausencias no ocurredespués del franco (o el lunes).

Tanto en el caso de las ausencias de las mujeres, como en las famosas faltas de los lunes, si sólo nos dejáramos llevar por las opiniones y los prejuicios de los demás, seguramente estaríamos tomando decisiones erróneas. En cambio, si actuamos como lo haría un buen médico, y antes de emitir un diagnóstico hacemos un buen análisis, estaríamos actuando como los profesionales que las organizaciones necesitan que seamos y podríamos tratar el problema con precisión.

 

En Data 4HR brindamos Servicios y Capacitaciones en Indicadores de RH y People Analytics para que las empresas puedan realizar diagnósticos certeros y mejorar su performance. Escribinos a sergio@d4hr.com para recibir más información, y consultá nuestra calendario de cursos aquí.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s